Opinión

Un presupuesto de hambre

 

Con el fin de lograr asistencia financiera a través del endeudamiento, la Cámara de Diputados de la Nación ha votado un presupuesto acorde a las necesidades y exigencias del FMI.

Contra este acuerdo se levantó una gran movilización popular que, al igual que cuando se trató la reforma previsional, fue brutalmente reprimida por las fuerzas armadas de Patricia Bullrich y Larreta, dando garantías al FMI de que en Argentina los pactos se cumplen.

El presupuesto nacional consagra una reducción de los gastos de salud y educación en un 16%. La obra pública caerá mas de un 30%. Los intereses de la deuda llegarán a representar casi el 20% del presupuesto. Para sellar este acuerdo el macrismo necesitó de los gobernadores del PJ sumando para ello los votos de los diputados del bloque “Argentina Federal” presidido por Pichetto. El presupuesto ratifica el acuerdo entre el FMI, Macri y los gobernadores, tanto oficialistas como opositores, incluido el kirchnerismo, para hacerle pagar a la clase trabajadora los platos rotos de la quiebra del régimen macrista. Este acuerdo tiene como punto de partida la mega devaluación y la pérdida de ingresos que ha hecho estragos en el bolsillo popular y en los gastos sociales.

En Buenos Aires se negocia con Vidal y por Junín, vota Giaccone

Con este presupuesto de ajuste la provincia de Bs As dejará de recibir por subsidios al transporte $20.000 millones de pesos, además de que ya no se construirán obras prometidas como la Cuenca del Salado.

Este lunes la gobernadora Vidal pondrá a tratamiento un presupuesto que prevé ajustes por 30.000 millones de pesos en consonancia con las exigencias del FMI y el acuerdo con los gobernadores. Los diferentes bloques opositores a Cambiemos ya iniciaron las negociaciones para aprobarlo, entre ellas destaca la conformación del bloque Frente Amplio Justicialista integrado por la diputada juninense Rocio Giaconne (quien fuera ex Campora, ex Peronismo Kirchnerista, ex Unidad Ciudadana), Ottavis (ex Campora), Alejandra Martinez y Juan Manuel Cheppi, quienes se suman a los “dialoguistas” y “colaboracionistas” de Cambiemos aprobando el presupuesto.

Los intendentes de la provincia no se quedan atrás y tomaron dos actitudes: por un lado, solicitaron conformar una Mesa de Diálogo Social Bonaerense para tomar decisiones e ir evitando conflictos sociales, mesa en la que también proponen participe la burocracia sindical que hace un semana se movilizó a Luján para pedir pan y paz social; y, por otro lado, plantean la declaración de la emergencia social en sus concejos deliberantes, un mecanismo para que los intendentes puedan reasignar partidas presupuestarias en función de ciertas urgencias.

Al igual que los gobernadores a nivel nacional son una pieza fundamental a disposición de Macri para desarrollar el plan de guerra y el presupuesto 2019 de miseria del FMI contra los trabajadores en las provincias, los intendentes ocupan un lugar crucial para Vidal a fin de vehiculizar el ajuste en cada municipio.

En este contexto debemos tener presente que la única oposición verdadera a Macri, el FMI, los gobernadores y los intendentes es la que proviene de las luchas, huelgas y movilizaciones de los trabajadores.

Organicemos la salida a esta crisis con un Congreso de Delegados mandatados elegidos en Asambleas de todos los lugares de trabajo, de las mujeres y estudiantes, de los sindicatos, la CTA y la CGT hacia una Asamblea Constituyente para que la crisis la paguen los capitalistas.

PARTIDO OBRERO JUNIN

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s